Extraordinary Life Ministry!

Mensajes para la Familia
Home-Extraordinary Life Ministry
Extraordinary Life Mentoring Initiative!
Help us GROW our Prayer Garden
Women's Ministry
'Fear Nothing and LIVE the Extraordinary!'
WHAT'S HAPPENING at MARIA'S GIFT WEBSITE
Encouragement from the Word
Message for Married Couples
A Message for Families
Personal Fitness Training Tips
Our Mission
Services Offered
How You Can Help
Contact Us-We would love to hear from you.
Sign up to receive our monthly devotional
ESPANOL-Vida Extraordinaria
No tengas temor y VIVE lo Extraordinario!
Devocional- "Probar y Ver"
Mensajes para Matrimonios
Mensajes para la Familia
Entrenamiento Personal de Acondicionamiento Físico
Nuestra Misión
Comunícate con Nosotros

"Una familia bien ordenada y disciplinada influye más a favor del cristianismo que todos los sermones que se puedan predicar."

                                                                                                   

mpj04222900000.jpg

Si yo hubiera sabido…

 

Mirando retrospectivamente tus experiencias como padre;  ¿Qué harías diferente?

 

Disfruta estas reflexiones que compartieron otros padres como tú:

 

Si yo hubiera sabido que esa iba a ser la última ocasión que le daría un abrazo a mi hijo(a), yo lo(a) hubiera abrazado por más tiempo y más apretado.

 

Si yo hubiera sabido que mis hijos iban a crecer tan rápido, hubiera atesorado nuestros tiempos juntos.

 

Si yo hubiera sabido que mi hijo(a) iba a ser un arqueólogo y que iba a excavar en la tierra por una profesión, no me hubiera preocupado tanto por las manchas en la ropa, cuando las iba a lavar. 

 

Si yo hubiera sabido que todos mis hijos iban a recibir un grado universitario, nunca hubiera tenido dudas en cuanto a mi currículo y mis habilidades como maestra.

 

Si yo hubiera sabido de cuan poca importancia era el dedicar tantas horas a mantener la casa limpia e impecable, me hubiera ido a la cama más temprano en lugar de gastar horas interminables, limpiando, organizando y ordenando para el próximo día.

 

Si yo hubiera sabido que vivir con un solo ingreso, podría ayudarme a construir una sólida fe en Dios, hubiera felizmente vivido con menos y sin todas las quejas.

 

Si yo pudiera experimentar la emoción de tener un trabajo que dure toda una vida, hubiera apreciado y agradecido más a Dios por el regalo de ser una mamá que se queda en la casa con sus hijos.